¿Está considerando educar a su hijo en casa? Al comenzar, es importante asegurarse de cumplir con las leyes de educación donde vive. Esta página le ayudará a entender paso por paso cómo educar legalmente a su hijo en casa en Virginia.

Opción 1: Educación en el hogar bajo la opción de instrucción en el hogar

Para la educación en el hogar bajo la opción de instrucción en el hogar de Virginia, deberá seguir estos requisitos.

1. Asegúrese de cumplir con uno de los cuatro requisitos para enseñar en el hogar.

Puede cumplir con los requisitos para enseñar en el hogar de una de las siguientes cuatro maneras:

  • posea un diploma de escuela secundaria o un título superior
  • posea una licencia de maestro de Virginia vigente
  • proporcione a su hijo un plan de estudios o programa de estudio como parte de su programa de instrucción en el hogar o
  • provea evidencia que puede brindarle a su hijo una educación adecuada

2. Presente una notificación anual al superintendente de su escuela.

Debe presentar una notificación al superintendente de su distrito escolar de que tiene la intención de proporcionar instrucción en el hogar a su hijo e indicar que cumple con los requisitos para enseñar en el hogar. Con la notificación, debe proporcionar una descripción del plan de estudios (que es solo una lista de materias) para cada niño. Esto debe hacerse todos los años antes del 15 de agosto.

Si se muda a su distrito escolar o comienza a proporcionar instrucción en el hogar después de que ha comenzado el año escolar, debe presentar esta notificación “tan pronto como sea posible”. HSLDA proporciona un formulario de notificación para el uso de nuestros miembros, que se encuentra a continuación.

Nota: No necesita la aprobación del superintendente para comenzar la educación en el hogar, solo necesita presentar su notificación.

3. Proporcione una evaluación anual.

Cada año, antes del 1 de agosto, debe proporcionar a su superintendente una evaluación que demuestre que su hijo ha alcanzado un nivel adecuado de crecimiento y progreso educativo. (Esto no se aplica si su hijo tenía 5 años o menos el 30 de septiembre al comienzo del año escolar).

Hay cuatro tipos de evaluaciones que puede enviar:

  • Los resultados de cualquier examen de rendimiento estandarizado, normalizado a nivel nacional que muestre que el niño obtuvo “un puntaje compuesto en o por encima del 4to puntaje estándar” (es decir, el percentil 23); esto podría ser un puntaje ACT, SAT o PSAT.
  • Una carta de evaluación de una persona con licencia para enseñar en cualquier estado, o una persona con un título de maestría o superior en una disciplina académica, que conozca el progreso académico del niño, indicando que el niño está alcanzando un nivel adecuado de crecimiento y progreso educativo.
  • Una boleta de calificaciones o una transcripción de un colegio comunitario o universidad, un programa de educación a distancia universitaria o una escuela de correspondencia de educación en el hogar.
  • Otro tipo de “evaluación o valoración que el superintendente de división determina para indicar que el niño está logrando un nivel adecuado de crecimiento y progreso educativo”. (Si planea presentar este tipo de evaluación, debe discutir esto con el sistema escolar a principios del año escolar).

AQUÍ ESTÁ QUÉ HACER SI LA EVALUACIÓN DE FIN DE AÑO DE SU HIJO NO MUESTRA PROGRESO ADECUADO:

Es posible continuar con la educación en el hogar, pero deberá escribir un plan de remediación y lograr que el sistema escolar lo acepte. Si su hijo aún no muestra un progreso adecuado después de otro año, deberá detener la instrucción en el hogar. Si cree que el superintendente le ha dado una decisión incorrecta, tiene 30 días para apelar.

Nota: Es una buena idea realizar su evaluación con anticipación. De esa manera, si los resultados muestran que su hijo no hizo un progreso adecuado, tiene tiempo para hacer un tipo diferente de evaluación que le permita mostrar su progreso adecuado y entregar esta evaluación.

Opción 2: Educación en el hogar con una exención religiosa

Según la ley de Virginia, su junta escolar debe eximir a su hijo de la escuela si el niño, “junto con sus padres, por razón de un entrenamiento o creencia religiosa de buena fe, se opone concienzudamente a la asistencia a la escuela”. Para educar en el hogar con esta opción, debe seguir estos requisitos:

1. Envíe una carta de solicitud de exención religiosa a su junta escolar.

Para educar en el hogar bajo la opción de exención religiosa de Virginia, debe escribir una carta de solicitud a su junta escolar. En su carta, debe:

  • declarar por adelantado que le está pidiendo a la junta escolar que exima a su hijo según el estatuto de exención religiosa de Virginia
  • explicar cómo sus creencias lo llevan a la convicción de que poner a su hijo en la escuela pública sería incorrecto ante los ojos de Dios y
  • declarar que está entrenando a su hijo en las mismas creencias que usted tiene (suponiendo que eso sea cierto)

Su carta de solicitud no debe tratar temas filosóficos, morales, políticos o sociales, porque la ley dice que esos no pueden ser motivos para recibir una exención.

Envíe con prontitud su carta de solicitud a su junta escolar lo antes posible. Guarde una copia de la carta de solicitud para sus registros.

La junta escolar podría pedirle que envíe un par de cartas de personas que confirmarán que usted es sincero en sus creencias. La junta escolar también podría solicitar una carta de un pastor, sacerdote, etc., para confirmar que sus creencias son de naturaleza religiosa.

Si la junta escolar le pide que complete un formulario, o le pide que se reúna con alguien, debe buscar orientación adicional de inmediato.

Si es miembro de HSLDA, le recomendamos encarecidamente que se comunique con nosotros sobre la educación en el hogar bajo la opción de exención religiosa. Ofrecemos orientación detallada para escribir su carta de solicitud. Si es miembro, es una muy buena idea permitir que HSLDA revise su carta antes de enviarla y contactarnos con respecto a cualquier problema de seguimiento.

2. Obtenga una respuesta a su carta de exención religiosa.

Siempre que tenga su carta de solicitud en el archivo, puede continuar la educación en el hogar con una confianza razonable, aunque técnicamente su hijo no esté eximido hasta que la junta responda a su carta.

Muchas juntas escolares se reúnen solo una o dos veces al mes. Si no ha recibido noticias de su junta dentro de dos meses, es posible que deba enviarles un recordatorio.

Si su sistema escolar se vuelve beligerante e intenta insistir en que su hijo debe permanecer en la escuela hasta que la junta apruebe realmente la exención, considere simplemente presentar un aviso de intención de proporcionar instrucción en el hogar (como se describió anteriormente en la sección “Educación en el hogar bajo la opción de instrucción en el hogar”) hasta que reciba una respuesta que otorgue su exención. 

Cuando reciba su carta de la junta escolar otorgando su exención, léala con mucho cuidado y asegúrese de entenderla. No todas las cartas de exención dicen lo mismo. Guarde la carta de exención en un lugar seguro y permanente: se sabe que las juntas escolares pierden sus propias copias.

Una vez que su hijo es eximido, no necesita asistir a la escuela pública (o seguir los requisitos para cualquiera de las otras opciones de educación en el hogar) mientras la exención esté vigente.

3. Solicite exención de hijos adicionales.

Dependiendo de cómo fue redactada su carta de exención, los niños adicionales pueden o no estar eximidos.

4. Si es necesario, vuelva a presentar la solicitud el próximo año.

Su carta de exención puede decir que debe volver a presentar una solicitud el próximo año. Si es así, HSLDA recomienda que cumpla.

Opción 3: Educación en el hogar con un tutor certificado

Una persona con una licencia de maestro de Virginia vigente puede pedirle al superintendente escolar que lo apruebe como tutor. Una vez aprobada, la persona puede dar tutoría a los niños que quiera, incluyendo los suyos. Si a un niño se le enseña bajo dicho tutor, el niño esta en cumplimiento con la asistencia obligatoria.

Cuando solicite ser aprobado como tutor, no debe enumerar a los niños que planea educar. No es obligatorio ni relevante. No mencione la educación en el hogar o la instrucción en el hogar, ya que esto solo causará confusión que podría requerir mucho esfuerzo para aclararse.

HSLDA tiene una carta que nuestros miembros pueden usar para obtener la aprobación del superintendente; descárguela a continuación. Una vez que el superintendente confirma que la licencia de maestro es válida, no tiene la facultad de rechazar la aprobación.

Opción 4: Educación en el hogar bajo la opción de escuela privada

La ley de Virginia permite que los estudiantes de escuelas privadas asistan a su escuela sin estar físicamente presentes en la escuela si la asistencia del estudiante es por la misma cantidad de horas por día, por los mismos días por año y durante el mismo período del año que las escuelas públicas. Si un estudiante de una escuela privada recibe su instrucción mientras está en casa, se parecerá a la educación en el hogar de muchas maneras.

Crear una escuela privada implica una serie de problemas. Explicamos estos problemas aqui para los miembros de HSLDA que están pensando en establecer una escuela privada donde la instrucción se lleve a cabo en el hogar del estudiante.