Illinois
Seleccione una ubicación diferente

La ley de la educación en casa de Illinois en un vistazo

  • Opciones para la educación en casa:  Una
  • School Required for Ages:  6–17
  • Notification Required:  No
  • Teacher Qualifications:  No
  • State Mandated Subjects:  
  • Assessment requirements:  No
  • Immunization requirements:  No
Vea los detalles completos »
  • No requiere aviso, reglamentación baja
  • Reglamentación baja
  • Reglamentación moderada
  • Reglamentación alta

Cómo educar en casa en Illinois

Article

Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Darren Jones, Esq.

Abogado y Director de Servicios a Grupos

El compromiso de HSLDA Group Services es cultivar comunidades florecientes en beneficio de las familias y grupos de apoyo de la educación en casa locales.

Como muchos de nuestros miembros están involucrados con su iglesia local, a menudo recibimos preguntas sobre cómo las iglesias pueden ayudar a las familias educadoras en el hogar. ¡Aquí tiene algunas ideas para comenzar!

Co-ops

Habilite el edificio de su iglesia para que se puedan organizar co-ops durante la semana. ¡Hasta su propio personal puede ayudar a dirigirlas! Esta es una muy buena manera de acercarse a su comunidad local de educación en casa. Ojo: tendrá que decidir qué tipo de acuerdo tendrá con la co-op sobre el alquiler y determinar si su iglesia tiene un seguro que cubra a la co-op. De lo contrario, la co-op deberá conseguir un seguro propio. HSLDA colabora con NCG Insurance (homeschoolinsurance.us) para asegurar a grupos de educación en casa.

Mentorías

Cree un programa de mentorías que conecte a familias que apenas comienzan a educar en casa con familias que ya tienen mucha experiencia. Anime a los educadores en casa más sabios de su congregación para que compartan sus conocimientos. Incluso puede solicitar la participación de grupos de educación en casa de su localidad (visite my.hslda.org/groups para encontrar los grupos más cercanos a usted). El programa también puede ser una gran oportunidad para evangelizar a la comunidad, a medida que más y más familias se enteren de él.

Centro de recursos

Si tiene espacio, habilite el edificio de su iglesia como centro de recursos para grupos de educación en casa. Adquiera recursos como currículos, equipos científicos y computadoras de buena calidad con programas de software para prestarlos a las familias educadoras en el hogar que tienen dificultades para obtenerlos. Hasta podría montar estaciones de arte, aulas o salas de aprendizaje práctico para que las familias y los grupos de educación en casa las utilicen durante la semana.

Trate a la educación en casa como una opción educativa normal

Si bien la educación en casa es una opción educativa exitosa y bien establecida, muchos todavía la consideran poco normal. Al reconocer y tratar la educación en el hogar como una elección normal por parte de los padres, usted empoderará a estas familias. Si su iglesia ha establecido una opción educativa distinta (como una escuela privada), no considere la educación en casa como una competencia o un paso hacia atrás. En vez de oponerse o descartar la educación en casa, considérela una opción válida.

Escuelas

En todos los estados existen opciones para establecer una escuela no pública; y en muchos de ellos (como Michigan, Tennessee, Maryland y Alabama) la normativa que regula las escuelas religiosas ofrece más flexibilidad que la de las escuelas privadas estándares. Una opción que permite dicha normativa es crear un programa educativo híbrido. Este puede ser un gran recurso para apoyar a las familias en su transición al mundo de la educación en casa o brindarles apoyo a los educadores en casa ya existentes. Consulte con un abogado de su estado para información sobre las opciones de las escuelas religiosas o contacte a la Fundación Herzog (herzogfoundation.com).

Consejo espiritual

Las familias educadoras en el hogar, tengan poca o mucha experiencia, con frecuencia necesitan mucha oración ya que se encuentran con un desafío a la vuelta de cada esquina (como navegar una nueva modalidad educativa o aprender a lidiar con hijos adolescentes). Ofrezca consejo espiritual a estas familias y manténgalas en oración regularmente. El esfuerzo por acercarse a la comunidad de educación en casa hasta podría convertirse en un nuevo puesto de trabajo o podría sumarse a las responsabilidades de un diácono o de una persona de edad avanzada, dependiendo del número de familias en su congregación.

Programa de tutorías

Empiece un programa de tutoría en la iglesia, que también podría ser parte del ministerio de discipulado infantil. Todos los niños de la iglesia podrían utilizar este valioso servicio, no sólo los educados en casa. Ofrezca un lugar para que los niños aprendan y crezcan juntos en un ambiente seguro. Ojo: en algunos estados es requerido que los empleados de la iglesia cumplan con una verificación de antecedentes penales antes de apoyar con la educación de niños. También es posible que existan algunos requisitos denominacionales, así que asegúrese de conocerlos antes de comenzar un programa de tutoría.

Noche informativa

La mayoría de las iglesias tienen miembros de distintos ámbitos de la vida y no existe un modelo educativo que se ajuste a todos. Platique con los miembros de su iglesia y su comunidad local para coordinar un panel de familias que han elegido distintas alternativas de educación. Organice un evento al que todos puedan asistir y escuchar sobre las diversas modalidades educativas y los testimonios personales de quienes han experimentado cada una de ellas. Además, consulte con HSLDA para ver si podemos enviar a un representante para hablar en dichos eventos. Esto también podría ayudar a superar el estigma que a veces se asocia a las diferentes opciones de educación.

Apoyo financiero

A muchas familias les gustaría educar en casa, pero no tienen los medios para hacerlo. Su iglesia podría colaborar con estas familias para ayudarles a comprar currículo, inscribirse en cursos en línea o contratar a un tutor. Esta opción podría inspirar a los miembros de su iglesia a vivir conforme a Hechos 20:35 en un contexto educativo.

Estas son tan solo algunas cosas que su iglesia puede hacer para apoyar a la comunidad de educación en casa de su congregación y de su comunidad local. Si tiene preguntas sobre alguno de los puntos anteriores, o simplemente quiere saber más, nuestro director de servicios a grupos, Darren Jones, estará encantado de hablar con usted. Escriba a groupservices@hslda.org o llame al (540) 338-5600 para programar una reunión o hacer más preguntas

DOWNLOAD

Descarga PDF: Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Si desea imprimir este artículo y dárselo a un líder de su iglesia, descárguelo gratuitamente aquí.

¿Qué está pasando en Illinois?

Article

Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Darren Jones, Esq.

Abogado y Director de Servicios a Grupos

El compromiso de HSLDA Group Services es cultivar comunidades florecientes en beneficio de las familias y grupos de apoyo de la educación en casa locales.

Como muchos de nuestros miembros están involucrados con su iglesia local, a menudo recibimos preguntas sobre cómo las iglesias pueden ayudar a las familias educadoras en el hogar. ¡Aquí tiene algunas ideas para comenzar!

Co-ops

Habilite el edificio de su iglesia para que se puedan organizar co-ops durante la semana. ¡Hasta su propio personal puede ayudar a dirigirlas! Esta es una muy buena manera de acercarse a su comunidad local de educación en casa. Ojo: tendrá que decidir qué tipo de acuerdo tendrá con la co-op sobre el alquiler y determinar si su iglesia tiene un seguro que cubra a la co-op. De lo contrario, la co-op deberá conseguir un seguro propio. HSLDA colabora con NCG Insurance (homeschoolinsurance.us) para asegurar a grupos de educación en casa.

Mentorías

Cree un programa de mentorías que conecte a familias que apenas comienzan a educar en casa con familias que ya tienen mucha experiencia. Anime a los educadores en casa más sabios de su congregación para que compartan sus conocimientos. Incluso puede solicitar la participación de grupos de educación en casa de su localidad (visite my.hslda.org/groups para encontrar los grupos más cercanos a usted). El programa también puede ser una gran oportunidad para evangelizar a la comunidad, a medida que más y más familias se enteren de él.

Centro de recursos

Si tiene espacio, habilite el edificio de su iglesia como centro de recursos para grupos de educación en casa. Adquiera recursos como currículos, equipos científicos y computadoras de buena calidad con programas de software para prestarlos a las familias educadoras en el hogar que tienen dificultades para obtenerlos. Hasta podría montar estaciones de arte, aulas o salas de aprendizaje práctico para que las familias y los grupos de educación en casa las utilicen durante la semana.

Trate a la educación en casa como una opción educativa normal

Si bien la educación en casa es una opción educativa exitosa y bien establecida, muchos todavía la consideran poco normal. Al reconocer y tratar la educación en el hogar como una elección normal por parte de los padres, usted empoderará a estas familias. Si su iglesia ha establecido una opción educativa distinta (como una escuela privada), no considere la educación en casa como una competencia o un paso hacia atrás. En vez de oponerse o descartar la educación en casa, considérela una opción válida.

Escuelas

En todos los estados existen opciones para establecer una escuela no pública; y en muchos de ellos (como Michigan, Tennessee, Maryland y Alabama) la normativa que regula las escuelas religiosas ofrece más flexibilidad que la de las escuelas privadas estándares. Una opción que permite dicha normativa es crear un programa educativo híbrido. Este puede ser un gran recurso para apoyar a las familias en su transición al mundo de la educación en casa o brindarles apoyo a los educadores en casa ya existentes. Consulte con un abogado de su estado para información sobre las opciones de las escuelas religiosas o contacte a la Fundación Herzog (herzogfoundation.com).

Consejo espiritual

Las familias educadoras en el hogar, tengan poca o mucha experiencia, con frecuencia necesitan mucha oración ya que se encuentran con un desafío a la vuelta de cada esquina (como navegar una nueva modalidad educativa o aprender a lidiar con hijos adolescentes). Ofrezca consejo espiritual a estas familias y manténgalas en oración regularmente. El esfuerzo por acercarse a la comunidad de educación en casa hasta podría convertirse en un nuevo puesto de trabajo o podría sumarse a las responsabilidades de un diácono o de una persona de edad avanzada, dependiendo del número de familias en su congregación.

Programa de tutorías

Empiece un programa de tutoría en la iglesia, que también podría ser parte del ministerio de discipulado infantil. Todos los niños de la iglesia podrían utilizar este valioso servicio, no sólo los educados en casa. Ofrezca un lugar para que los niños aprendan y crezcan juntos en un ambiente seguro. Ojo: en algunos estados es requerido que los empleados de la iglesia cumplan con una verificación de antecedentes penales antes de apoyar con la educación de niños. También es posible que existan algunos requisitos denominacionales, así que asegúrese de conocerlos antes de comenzar un programa de tutoría.

Noche informativa

La mayoría de las iglesias tienen miembros de distintos ámbitos de la vida y no existe un modelo educativo que se ajuste a todos. Platique con los miembros de su iglesia y su comunidad local para coordinar un panel de familias que han elegido distintas alternativas de educación. Organice un evento al que todos puedan asistir y escuchar sobre las diversas modalidades educativas y los testimonios personales de quienes han experimentado cada una de ellas. Además, consulte con HSLDA para ver si podemos enviar a un representante para hablar en dichos eventos. Esto también podría ayudar a superar el estigma que a veces se asocia a las diferentes opciones de educación.

Apoyo financiero

A muchas familias les gustaría educar en casa, pero no tienen los medios para hacerlo. Su iglesia podría colaborar con estas familias para ayudarles a comprar currículo, inscribirse en cursos en línea o contratar a un tutor. Esta opción podría inspirar a los miembros de su iglesia a vivir conforme a Hechos 20:35 en un contexto educativo.

Estas son tan solo algunas cosas que su iglesia puede hacer para apoyar a la comunidad de educación en casa de su congregación y de su comunidad local. Si tiene preguntas sobre alguno de los puntos anteriores, o simplemente quiere saber más, nuestro director de servicios a grupos, Darren Jones, estará encantado de hablar con usted. Escriba a groupservices@hslda.org o llame al (540) 338-5600 para programar una reunión o hacer más preguntas

DOWNLOAD

Descarga PDF: Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Si desea imprimir este artículo y dárselo a un líder de su iglesia, descárguelo gratuitamente aquí.

Recursos para miembros de Illinois

Article

Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Darren Jones, Esq.

Abogado y Director de Servicios a Grupos

El compromiso de HSLDA Group Services es cultivar comunidades florecientes en beneficio de las familias y grupos de apoyo de la educación en casa locales.

Como muchos de nuestros miembros están involucrados con su iglesia local, a menudo recibimos preguntas sobre cómo las iglesias pueden ayudar a las familias educadoras en el hogar. ¡Aquí tiene algunas ideas para comenzar!

Co-ops

Habilite el edificio de su iglesia para que se puedan organizar co-ops durante la semana. ¡Hasta su propio personal puede ayudar a dirigirlas! Esta es una muy buena manera de acercarse a su comunidad local de educación en casa. Ojo: tendrá que decidir qué tipo de acuerdo tendrá con la co-op sobre el alquiler y determinar si su iglesia tiene un seguro que cubra a la co-op. De lo contrario, la co-op deberá conseguir un seguro propio. HSLDA colabora con NCG Insurance (homeschoolinsurance.us) para asegurar a grupos de educación en casa.

Mentorías

Cree un programa de mentorías que conecte a familias que apenas comienzan a educar en casa con familias que ya tienen mucha experiencia. Anime a los educadores en casa más sabios de su congregación para que compartan sus conocimientos. Incluso puede solicitar la participación de grupos de educación en casa de su localidad (visite my.hslda.org/groups para encontrar los grupos más cercanos a usted). El programa también puede ser una gran oportunidad para evangelizar a la comunidad, a medida que más y más familias se enteren de él.

Centro de recursos

Si tiene espacio, habilite el edificio de su iglesia como centro de recursos para grupos de educación en casa. Adquiera recursos como currículos, equipos científicos y computadoras de buena calidad con programas de software para prestarlos a las familias educadoras en el hogar que tienen dificultades para obtenerlos. Hasta podría montar estaciones de arte, aulas o salas de aprendizaje práctico para que las familias y los grupos de educación en casa las utilicen durante la semana.

Trate a la educación en casa como una opción educativa normal

Si bien la educación en casa es una opción educativa exitosa y bien establecida, muchos todavía la consideran poco normal. Al reconocer y tratar la educación en el hogar como una elección normal por parte de los padres, usted empoderará a estas familias. Si su iglesia ha establecido una opción educativa distinta (como una escuela privada), no considere la educación en casa como una competencia o un paso hacia atrás. En vez de oponerse o descartar la educación en casa, considérela una opción válida.

Escuelas

En todos los estados existen opciones para establecer una escuela no pública; y en muchos de ellos (como Michigan, Tennessee, Maryland y Alabama) la normativa que regula las escuelas religiosas ofrece más flexibilidad que la de las escuelas privadas estándares. Una opción que permite dicha normativa es crear un programa educativo híbrido. Este puede ser un gran recurso para apoyar a las familias en su transición al mundo de la educación en casa o brindarles apoyo a los educadores en casa ya existentes. Consulte con un abogado de su estado para información sobre las opciones de las escuelas religiosas o contacte a la Fundación Herzog (herzogfoundation.com).

Consejo espiritual

Las familias educadoras en el hogar, tengan poca o mucha experiencia, con frecuencia necesitan mucha oración ya que se encuentran con un desafío a la vuelta de cada esquina (como navegar una nueva modalidad educativa o aprender a lidiar con hijos adolescentes). Ofrezca consejo espiritual a estas familias y manténgalas en oración regularmente. El esfuerzo por acercarse a la comunidad de educación en casa hasta podría convertirse en un nuevo puesto de trabajo o podría sumarse a las responsabilidades de un diácono o de una persona de edad avanzada, dependiendo del número de familias en su congregación.

Programa de tutorías

Empiece un programa de tutoría en la iglesia, que también podría ser parte del ministerio de discipulado infantil. Todos los niños de la iglesia podrían utilizar este valioso servicio, no sólo los educados en casa. Ofrezca un lugar para que los niños aprendan y crezcan juntos en un ambiente seguro. Ojo: en algunos estados es requerido que los empleados de la iglesia cumplan con una verificación de antecedentes penales antes de apoyar con la educación de niños. También es posible que existan algunos requisitos denominacionales, así que asegúrese de conocerlos antes de comenzar un programa de tutoría.

Noche informativa

La mayoría de las iglesias tienen miembros de distintos ámbitos de la vida y no existe un modelo educativo que se ajuste a todos. Platique con los miembros de su iglesia y su comunidad local para coordinar un panel de familias que han elegido distintas alternativas de educación. Organice un evento al que todos puedan asistir y escuchar sobre las diversas modalidades educativas y los testimonios personales de quienes han experimentado cada una de ellas. Además, consulte con HSLDA para ver si podemos enviar a un representante para hablar en dichos eventos. Esto también podría ayudar a superar el estigma que a veces se asocia a las diferentes opciones de educación.

Apoyo financiero

A muchas familias les gustaría educar en casa, pero no tienen los medios para hacerlo. Su iglesia podría colaborar con estas familias para ayudarles a comprar currículo, inscribirse en cursos en línea o contratar a un tutor. Esta opción podría inspirar a los miembros de su iglesia a vivir conforme a Hechos 20:35 en un contexto educativo.

Estas son tan solo algunas cosas que su iglesia puede hacer para apoyar a la comunidad de educación en casa de su congregación y de su comunidad local. Si tiene preguntas sobre alguno de los puntos anteriores, o simplemente quiere saber más, nuestro director de servicios a grupos, Darren Jones, estará encantado de hablar con usted. Escriba a groupservices@hslda.org o llame al (540) 338-5600 para programar una reunión o hacer más preguntas

DOWNLOAD

Descarga PDF: Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Si desea imprimir este artículo y dárselo a un líder de su iglesia, descárguelo gratuitamente aquí.

Formularios para la educación en casa en Illinois

Article

Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Darren Jones, Esq.

Abogado y Director de Servicios a Grupos

El compromiso de HSLDA Group Services es cultivar comunidades florecientes en beneficio de las familias y grupos de apoyo de la educación en casa locales.

Como muchos de nuestros miembros están involucrados con su iglesia local, a menudo recibimos preguntas sobre cómo las iglesias pueden ayudar a las familias educadoras en el hogar. ¡Aquí tiene algunas ideas para comenzar!

Co-ops

Habilite el edificio de su iglesia para que se puedan organizar co-ops durante la semana. ¡Hasta su propio personal puede ayudar a dirigirlas! Esta es una muy buena manera de acercarse a su comunidad local de educación en casa. Ojo: tendrá que decidir qué tipo de acuerdo tendrá con la co-op sobre el alquiler y determinar si su iglesia tiene un seguro que cubra a la co-op. De lo contrario, la co-op deberá conseguir un seguro propio. HSLDA colabora con NCG Insurance (homeschoolinsurance.us) para asegurar a grupos de educación en casa.

Mentorías

Cree un programa de mentorías que conecte a familias que apenas comienzan a educar en casa con familias que ya tienen mucha experiencia. Anime a los educadores en casa más sabios de su congregación para que compartan sus conocimientos. Incluso puede solicitar la participación de grupos de educación en casa de su localidad (visite my.hslda.org/groups para encontrar los grupos más cercanos a usted). El programa también puede ser una gran oportunidad para evangelizar a la comunidad, a medida que más y más familias se enteren de él.

Centro de recursos

Si tiene espacio, habilite el edificio de su iglesia como centro de recursos para grupos de educación en casa. Adquiera recursos como currículos, equipos científicos y computadoras de buena calidad con programas de software para prestarlos a las familias educadoras en el hogar que tienen dificultades para obtenerlos. Hasta podría montar estaciones de arte, aulas o salas de aprendizaje práctico para que las familias y los grupos de educación en casa las utilicen durante la semana.

Trate a la educación en casa como una opción educativa normal

Si bien la educación en casa es una opción educativa exitosa y bien establecida, muchos todavía la consideran poco normal. Al reconocer y tratar la educación en el hogar como una elección normal por parte de los padres, usted empoderará a estas familias. Si su iglesia ha establecido una opción educativa distinta (como una escuela privada), no considere la educación en casa como una competencia o un paso hacia atrás. En vez de oponerse o descartar la educación en casa, considérela una opción válida.

Escuelas

En todos los estados existen opciones para establecer una escuela no pública; y en muchos de ellos (como Michigan, Tennessee, Maryland y Alabama) la normativa que regula las escuelas religiosas ofrece más flexibilidad que la de las escuelas privadas estándares. Una opción que permite dicha normativa es crear un programa educativo híbrido. Este puede ser un gran recurso para apoyar a las familias en su transición al mundo de la educación en casa o brindarles apoyo a los educadores en casa ya existentes. Consulte con un abogado de su estado para información sobre las opciones de las escuelas religiosas o contacte a la Fundación Herzog (herzogfoundation.com).

Consejo espiritual

Las familias educadoras en el hogar, tengan poca o mucha experiencia, con frecuencia necesitan mucha oración ya que se encuentran con un desafío a la vuelta de cada esquina (como navegar una nueva modalidad educativa o aprender a lidiar con hijos adolescentes). Ofrezca consejo espiritual a estas familias y manténgalas en oración regularmente. El esfuerzo por acercarse a la comunidad de educación en casa hasta podría convertirse en un nuevo puesto de trabajo o podría sumarse a las responsabilidades de un diácono o de una persona de edad avanzada, dependiendo del número de familias en su congregación.

Programa de tutorías

Empiece un programa de tutoría en la iglesia, que también podría ser parte del ministerio de discipulado infantil. Todos los niños de la iglesia podrían utilizar este valioso servicio, no sólo los educados en casa. Ofrezca un lugar para que los niños aprendan y crezcan juntos en un ambiente seguro. Ojo: en algunos estados es requerido que los empleados de la iglesia cumplan con una verificación de antecedentes penales antes de apoyar con la educación de niños. También es posible que existan algunos requisitos denominacionales, así que asegúrese de conocerlos antes de comenzar un programa de tutoría.

Noche informativa

La mayoría de las iglesias tienen miembros de distintos ámbitos de la vida y no existe un modelo educativo que se ajuste a todos. Platique con los miembros de su iglesia y su comunidad local para coordinar un panel de familias que han elegido distintas alternativas de educación. Organice un evento al que todos puedan asistir y escuchar sobre las diversas modalidades educativas y los testimonios personales de quienes han experimentado cada una de ellas. Además, consulte con HSLDA para ver si podemos enviar a un representante para hablar en dichos eventos. Esto también podría ayudar a superar el estigma que a veces se asocia a las diferentes opciones de educación.

Apoyo financiero

A muchas familias les gustaría educar en casa, pero no tienen los medios para hacerlo. Su iglesia podría colaborar con estas familias para ayudarles a comprar currículo, inscribirse en cursos en línea o contratar a un tutor. Esta opción podría inspirar a los miembros de su iglesia a vivir conforme a Hechos 20:35 en un contexto educativo.

Estas son tan solo algunas cosas que su iglesia puede hacer para apoyar a la comunidad de educación en casa de su congregación y de su comunidad local. Si tiene preguntas sobre alguno de los puntos anteriores, o simplemente quiere saber más, nuestro director de servicios a grupos, Darren Jones, estará encantado de hablar con usted. Escriba a groupservices@hslda.org o llame al (540) 338-5600 para programar una reunión o hacer más preguntas

DOWNLOAD

Descarga PDF: Cómo pueden las iglesias apoyar a los grupos de educación en casa

Si desea imprimir este artículo y dárselo a un líder de su iglesia, descárguelo gratuitamente aquí.

HSLDA nos apoyó hace 32 años cuando comenzamos nuestro viaje de educación en el hogar y se consideraba ilegal en nuestro estado. Todavía están aquí, defendiendo a nuestros nietos y los derechos de sus padres. ¡Recomiendo mucho la membresía!
Christine L., Facebook

Conviértase en un miembro de HSLDA

¿Listo para experimentar los beneficios que más de 100 000 familias educadoras en casa disfrutan? Haga clic aquí para empezar su recorrido.

Aprender más »

Preguntas frecuentes

Los padres pueden educar a sus hijos adoptados o foster en el hogar.  

Si usted es el padre adoptivo, la opción de educación en casa puede ser determinada por su trabajador social o un juez de un tribunal de menores. 

Depende. La educación especial se refiere a la instrucción o asistencia en áreas académicas tradicionales como matemáticas y lenguaje. Los servicios relacionados, por otro lado, son apoyos para un niño, como terapia del habla, terapia ocupacional y terapia física. Estos servicios mejoran indirectamente la capacidad de aprendizaje de un niño, pero son diferentes de los currículos académicos tradicionales. Según las regulaciones federales, los estudiantes educados en el hogar tienen derecho a buscar servicios relacionados en los estados en los que las escuelas en casa se consideran escuelas privadas. 

Debido a que HSLDA se centra en proteger la libertad de los educadores en el hogar frente a la supervisión de las escuelas públicas, generalmente no ayudamos a los estudiantes educados en casa a obtener acceso a la educación especial en escuelas públicas. Sin embargo, HSLDA puede asistir a las familias miembros que buscan servicios relacionados si viven en un estado en el que las escuelas en casa se consideran escuelas privadas. Puedes obtener información sobre las disposiciones de su estado aquí

¡Depende! La educación en el hogar se adapta a cada niño y a cada familia, por lo que puede variar el presupuesto para la educación en casa.  

Si tiene tiempo y flexibilidad para pedir currículo prestado, utilizar la biblioteca, comprar libros usados, encontrar currículo multinivel, reutilizable o gratuito e intercambiar servicios por actividades extracurriculares como música y arte... podría reducir sus costos a $50-100 por estudiante. 

Si agrega recursos adicionales como co-ops, cursos en línea, clases de enriquecimiento o deportes, su presupuesto podría llegar a ser de $300-500 por estudiante. 

Y si opta por tutores, cursos en video o paquetes curriculares con todo incluido, sus costos podrían ser de $500 o más (¡que aun así es mucho menos que una escuela privada!) 

Puede consultar formas más creativas de hacer rendir su dinero aquí

  •  
    No requiere notificación, baja reglamentación: Estos son estados que no requieren que los padres presenten un aviso a su distrito escolar local o ninguna otra agencia gubernamental.
  •  
    Estados con un nivel bajo de reglamentación: Estos son estados que exigen que los padres envíen un aviso a su distrito escolar local. 
  •  
    Estados con un nivel moderado de reglamentación: Estos estados exigen que los padres presenten ante su distrito escolar local un aviso, punteos de exámenes y/o una evaluación profesional del progreso del estudiante.
  •  
    Estados con un nivel alto de reglamentación: Estos estados requieren que los padres presenten un aviso o punteos de exámenes de rendimiento y/o una evaluación profesional, además de otros requisitos (i. e., que el currículo sea aprobado por el estado, que los padres cumplan con requisitos para ser maestros o que los funcionarios estatales realicen visitas al hogar).